La cita

 

taxi

 

Cuando asomó el taxi y te vi,
mi alma desbordó de versos,
tu retazo de cielo en la vidriera
reflejaba los minutos de la espera.

Tenía tanto que decir y sin embargo
las palabras se ahogaron en el vaso,
la hora caminaba sin consuelo,
ni el tiempo del café acortó su paso.

Estábamos allí, mirándonos,
como tantas otras veces el encanto,
vistiendo los silencios de los años,
desnudando el deseo en un abrazo.

Estábamos también besándonos,
Inundando de emoción la despedida,
el corazón latiendo acelerado
y tan cerca de decir ¡Te amo!

2 comentarios en “La cita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s