¡Gracias, totales! Palabras para Gustavo Cerati

 

gracias

No te digo adiós, te digo hasta pronto, hasta que nos volvamos a ver, y cantemos juntos tus bellas letras, tu poesía inconmensurablemente sublime, como lo hicimos aquella vez, en el estadio marplantense junto a Soda Stéreo, cuando con mi hermano saltábamos cantando a todo pulmón y emoción en el Campo y sentíamos que nos mirabas a los ojos mientras desplegabas toda tu expresividad, canción tras canción. Sonaban tan lindo, tu dulce y excelente voz, la magia de tus manos en la guitarra, las letras maravillosas. El aire era una fiesta de poesía, sonido y color…
Nos volveremos a ver, y ese día, el cielo, se vestirá de fiesta. Sé que no estaremos solos. El Flaco Spinetta, la Negra Sosa, el Tuerto Wirzt, y muchos otros, nos acompañarán haciendo ese magistral concierto de ángeles que todos imaginamos, dan los grandes músicos cuando ” se van de gira”.
Sabías del amor y la admiración de todos quienes te disfrutamos, y entonces te fuiste de a poco, generosamente, despidiéndote lento, pausadamente, quizás pensando que te sufriríamos menos de ese modo. No fue así, sufrimos mucho tu partida. Teníamos la esperanza de que un día pudieras despertar. Te extrañaremos mucho.
Cuatro años durmiendo, soñando nuevas canciones y cobijándolas en cada latido de tu corazón, ese noble y fiel corazón que no dejó de latir hasta que lo decidiste, tal vez cansado de tanto luchar.
Nos queda la magia y la calidad de tu obra, obra que nos trascenderá a todos, a través de todas las épocas, porque así es la magia del artista. El público es siempre quien le da la garantía de seguir sonando, viviendo, palpitando, deleitando, generación tras generación. Trascender.
Hoy, todos te decimos, con la misma emoción y sentimiento de gratitud conque
lo dijiste esa otra noche de concierto único e inolvidable, en Buenos Aires:

¡GRACIAS, TOTALES!

 

gracias2

 

Claudia Beatriz Felippo

3 comentarios en “¡Gracias, totales! Palabras para Gustavo Cerati

  1. Querida Claudia.
    Sinceramente fue un gran cantautor, y tener que haber sido en Venezuela donde sucediera su primer impaco cerebral por una subida de tensión.
    Tus palabras estremecen y lágrimas se dejan caer solas. No le conocí y al leer sentí tus profundas palabras en cuanto a este poeta de la canción. 
    Tengo un dicho y creo sea cierto: Los que vienen al mundo a cantar y hacer vibrar los corazones, son ángeles de loa delante de Dios. Gustavo regresó allende a entonar canciones.
    Un abrazo querida.
    Desde mi exilio en mi refugio
    Laab Akaakad…..Escritor

    Me gusta

Responder a Marcela Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s