Incertidumbre

IMG_20200423_105132

Camino los peldaños de la incertidumbre

Mis pies besan el suelo con cuidado

Como un ciego a la deriva

Subo en busca de no sé qué hacer o sentir

Esquivando el dolor y la tristeza

Que asoman entre protocolos lejanos al amor

Recorro el trayecto a paso lento

Esta incertidumbre opaca no sabe de distancias

La terraza es un cielo abierto donde aún brilla el sol

Y hacia allá voy

No hay peor oscuridad que la que se lleva dentro

La que no te permite ver, ser, estar

Es como un tapaboca gigante que te aprisiona

Que apaga los rumores, agita el pensamiento

Y abarca todo el cuerpo y la mente en su desdén

La incertidumbre reina en cada poro de la piel

Buscando aire donde casi no lo hay

Buscando luz entre las sombras de lo que fue

Intentando matar la ansiedad, el temor

A lo que no sabemos si vendrá, si será, si dolerá

Dónde nos encontrará, cuál será el punto final…

Voy hacia la cumbre de esta atroz incertidumbre

Con la pesadumbre a cuestas

Con la certeza de que es lo único que me queda

Y me abrazo con fervor a ella

A sabiendas de que otros ya ni siquiera la tendrán

Porque han perdido las alas para soñar

Y porque el vuelo les quedó al ras del suelo

De tanta vida agonizantemente olvidada.

Claudia Beatriz Felippo

Aire

aire

 

Eres mi aire puro

Y eres también mi respiración

El vuelo del silencio buscando mi voz

Entonces exhalo las notas que inspiras

En mi pecho lleno de música y poesía

Luego lates, en mí, te siento vibrar…

 

Grito por dentro

Y el aire escapa, vuela hacia otras bocas

En el viento de la madrugada

Que estremece todo sentir

Me roba el latido

Más allá del muro silente que derriba

A su paso

Solo queda el resplandor

De lo que supiste dar.

 

Se desnuda el eco de mi corazón

Cuando no estás aquí

Y me falta el aire, otra vez

Entonces muero de melancolía

Hasta que el sol se asoma

A la ventana de mi piel, me roza…

Luego llega la noche, nuevamente

Y respiro todo el aire, y lo guardo

Mientras regresas, hecho canción.

 

Con olor a lluvia

sol

Veo la luz de tus ojos tan cerca de mí

que el mundo abre cielos llenos de sol,

sacude los miedos, respira tras las sombras.

Percibo el aire húmedo en los labios del silencio

y moja, como gota de rocío que besa la flor,

y se hace canción, ecos de lloviznas en mi corazón.

 

Somos el reflejo que la lluvia hizo de nosotros,

de nuestra historia, del abrazo sentido, el beso tierno,

somos el ayer y el hoy,

el instante que nos hace uno solo, en la luz,

hasta que caliente el sol,

y seamos sólo un recuerdo húmedo

con olor a lluvia.

 

Creo

creer
Calles vacías,
no conducen a ningún lugar
solo el silencio que acecha,
con aire de agonía,
es mudo eco de letanías,
pero sabe que el mundo
jamás su voz olvidará
(de todo silencio nace una voz)
todo pasa, esto también pasará,
solo quedará el recuerdo
de cada noche preguntándonos:
cómo estoy, cómo estás,
y los abrazos, y los besos, y los versos…
en algo hay que creer,
y en alguien
yo creo en Dios,
creo en mí y en vos
creer es necesario,
yo creo en la fuerza del amor,
ésa es mi fe.

A mi hada inmaculada, mi luna isleña

D-BqnFVXUAA6bLO

Este poema obtuvo el primer premio en el Certamen de poesía del Rotary Club San Nicolás, año 2.019.

 

Un manojo de agua mansa respira frente a mí
entre ansiosos camalotes, pasajeros húmedos
de un invierno que transita lento
con sombrero azabache y suspirar profundo.

Son minutos de pupilas abiertas y corazón encendido
sé que pronto florecerá un pimpollo bendito
reverdeciendo el paisaje del río a pura luz y misterio.

La estela del tiempo mece mi mirada
reflejando nostalgias de un espejo en sombras
los nidos de la noche susurran bajo otras alas
a la espera de un poema de luna carmesí
que asome febril con rigor de calendario astral
desde la raíz oculta de esta tierra que sabe a isla.

Nada mejor que este rumor de fina ventisca
agitando soslayadas aguas en los labios de la orilla
con el fragor de un prolongado oleaje musical
que late en el mismo instante
en que las estrellas se abren con mágico esplendor
como si fuese un oráculo hecho canción
un claro y suave tintineo de campanas
tirando la suerte en manos de la elegante maja
que besa el horizonte y versa hasta el alba.

Que el mensaje sea de gloria y esperanza
que el alma aplauda con fulgor de poesía magna
lo que la diosa imaginaria lea en las divinas cartas
porque para esta suerte de cielo y ribera en llamas
la luna es a veces naipe y otras veces hada.

Por eso la miro fijo frente a este río que abraza
por eso le hablo bajito y con voz pausada le pido
que haga de mí un destello de luz, un faro en la tormenta
un sendero abierto, un canal puro para su alma naviera
no le pido que me quiera, de todas formas la querré
solo quiero que me vea, que me inspire y me lea
y que luego sea lo que tenga que ser
porque si mi corazón de tinta es destino de su luz eterna
mi suerte estará echada en la voz de unas simples letras
que le escriben a ella, a mi hada inmaculada, mi luna isleña.

A mi madre

image

Ese navegar tu calma en mis aguas turbulentas
Abrazada a la marea de la inocencia y el perdón
Amarrada a un sueño de perlas hecho canción
Como el de esos viajeros sin tiempo ni destino

Ese mirar templado a través de la ventana
Mientras lloviznaba mi alma de cristal en tus aceras
Y mis pasos trazaban senderos en otras huellas
Allí donde el silencio se hacía puente al caminar

Mis ojos se cerraban escuchando el oleaje de tu voz
Al son de las zarzuelas y otras tantas nanas de sol
Tus brazos florecían ramos de ternura y calor
Y yo cruzaba el puente para volver siempre a vos
A tu cavidad de luz eterna, matriz de inédita ilusión

Cada verso al viento es un te quiero que flamea
Allí en lo más alto del cielo, como vela sin bandera
Con la fuerza imbatible que impulsa el corazón

No habrá ancla ni timón que impida el encuentro
De nuestras almas
Ni que me haga olvidar en esta vida tu infinito don
De madre

Cuando las estrellas de mi cuerpo dejen de brillar
Y el sol de mi mirar se apague entre las piedras
Allí estaremos, inventando un abrazo sin tiempo
En el paisaje inacabado del silencio eterno
El del más puro y sincero amor.

Quedate conmigo

image

Cuando el corazón clama
por esos instantes robados
que lo hacen latir en toda su intensidad
el aire se vuelve frágil

En las alas del silencio vuelan las pulsaciones
rasguñando el cielo
mientras adentro del cuerpo
fluyen ríos inciertos de inspirado deseo

Quedate un rato más
seamos luz bajo este cielo sin estrellas
quedate conmigo
versémonos la piel, los labios, las letras
quedate aquí dentro mío
y la magia de la noche será nuestra.

Ayer y hoy

image

Ayer te vi y me viste, te miré y me miraste
Al caer la tarde

Pude vislumbrar la tersura de tu alma
Reflejada en la piel clara de tu rostro

Nuestros ojos se buscaron, pacientes
Entre miradas tímidas y delicadas
Como pidiéndose permiso para más

El lenguaje del cuerpo abrió un paréntesis
Bajo nuestros párpados
Dando lugar a la sonrisa
Ésa que antecede a las palabras
Y todo fue luz

Ayer te vi y me viste, te miré y me miraste
Al caer la tarde

Menos mal que fue solo un instante
Porque de seguir mirándonos así
Como se miran los amantes la primera vez
Te habría besado, con los labios de mi corazón
Me habrías besado, con los labios de tu alma

Entre miradas y palabras
Entre sonrisas llenas de luz
Bajo los párpados que abrieron paréntesis
Ayer te vi y me viste, te miré y me miraste
Al caer la tarde
Y hoy es un día esplendoroso, de sol.

Claudia Beatriz Felippo

Una y otra vez

image

Puedo tocarte sin siquiera estés aquí
adentrarme en tus poros y pliegues
compartir la piel, el encanto, la fiebre
besar tus pecas y lunares, y quedarme en ti;
o, si prefieres, puedo ser una pincelada de cielo
arrebatar tus soles y dar sombra a los temores
como si fuese una nube más sobre tu cabeza
jugando el destino del viento y las estrellas.

Puedo tocarte sin siquiera tenerte cerca
acariciar tus ojos de mirada fugaz, incierta
templar las notas de tu voz y tus quimeras
arrebatarte un suspiro y hacerlo leño
así calentar mis noches de invierno
cuando te pienso y estás lejos
parado en otra vereda, sin baldosas ni pasión.

Cierro los ojos, te imagino, te toco otra vez
no me digas que no sabés que sigo ahí, en ti
que mi mano desnuda un poema contigo
y que cada verso late con corazón lascivo
porque no hay otra manera de estar, de ser
de sentir que aún estamos vivos, que ésta
que brota desde las tinieblas y se hace luz
cada vez que te pienso, te siento y escribo
una y otra vez, porque te necesito conmigo.

Soñarte

image

Soñarte para tenerte, soñarte tanto,
Soñarte siempre, día y noche,
Soñarte cada tanto, cada vez,
Soñarte porque te leí un día,
Porque tu alma abracé y volé,
Soñarte con ternura, con pasión, piel.

Esperar, esperarte; sé que llegarás,
Nos leeremos a los ojos, en los labios,
Porque los sueños, de tanto soñarlos,
Se hacen nuestros, nos unen, abrazan,
Hasta hacerse realidad, hacernos uno.