En otra dimensión

FB_IMG_1549037082078

“En otra dimensión”

En el entrecejo de la noche se esconde
El puñal inevitable de la muerte
Bajo los pasos del taconeo de la luna
Que nos mira mansa y cauta respira.

Nada hace más mella que el quejido
De las horas aciagas en el claustro del alma
Donde cada herida es una negra lágrima
Que gotea, a pulsaciones de dolor
El raid insoslayable de la pena.

Qué será de los zaguanes sombríos del corazón
Donde nunca faltó el rítmico y musical quejido
Qué, de las calles empedradas de la conciencia
Donde otros pasos dejaron huella
Y la voz se hizo eco de noctámbulos ladridos.

Quizás se arme una fiesta entre farolas y árboles
Tal vez las aves acompañen con gorjeos y trinos
Y cada amanecer vista de poesía a los nidos
Acaso las cigarras y los grillos escriban odas
Escondidos bajo la higuera de mis sentidos.

Pocas veces le escribo a la muerte
Es como si me diera miedo nombrarla
Ella se esconde, agazapada entre madejas
Y murmullos de ruecas, copos y ovillos
En el telar sombrío de las miserias
Es caricia indeseada del huso que devana
Las fibras que imprimen el entramado
De soliloquios que brotan de mi raíz.

Ojalá cuando me encuentre la dama blanca
No te esté esperando en un lóbrego rincón
En medio de un suspiro letánico, en tu nombre
Ojalá me halle a pasitos de un claro de luna
En la calle, al son de fanfarrias alegres
Como aquellas que despertaron mi sed de amar
Con el albor de la piel en la pasión desmedida
De inolvidables abrazos festivos.

Quizás me recuerdes, al susurrar tus ojos
Ese poema de amor que hice mío
Ojalá me pienses luz, en cada rayo de sol
En cada verso de luna en tus dedos
Y que cada latido de tu corazón fulgure
Como capullo que despierta en primavera
O mariposa que abre sus alas al vuelo
Por primera vez.

Entonces floreceré y volaré feliz tu cielo
Y en cada nube sobre tu cabeza
Seré lluvia de estrellas
Y te sonreiré, en un aleteo de besos sin fin
Con la mágica celeridad del colibrí
Para que sepas que sigo allí, amándote
En otra dimensión
Pero cerca, eternamente contigo.

Anuncios

No te vayas, amor mío…

fb_img_1548967606594

Desde que tus ojos se posaron en mí
No existe otro cielo, otro aire, otro sueño
Más que el de este sentimiento inacabado
Que me recorre de punta a punta
Como si fuese un río de fuego y soles
Un sendero de luciérnagas en vuelo
Una tormenta azulina de flores y centellas.

Acaso al mirarme se hace luz de estío, el alba
El secreto que sangra en la corteza del tiempo
El eco del cantar de la luna que danza en el agua
La nostalgia del bosque sin lluvia ni trinos
Las cicatrices del viento en las aceras
La gota de silencio que humedece el perdón
De horas de espera, entre paredes grises
De viejas casas vacías, en lo profundo del mar
De barcas sin timonel, de redes sin pescador.

Después de ti, de tu mirada sin sombra
Nada será tan intenso ni reconfortante
Para mi alma de cristal labrado sin serpentinas
Porque tus ojos son como aves que arrullan
En noches mansas sin brisa ni marejada.

No habrá oscuridad mientras me mires
Ni calles sin farolas, ni melancolía de olas
Sin espuma, ni lagunas, ni redes sin peces
Sólo melodías de arreboladas mejillas
Caricias carmín y enredaderas de poesía
Perfumada de rocío, asomando en el balcón
Inevitable de la memoria de las horas.

No te vayas, amor mío, no te vayas
Porque sin tu luz no sobrevivo
Al abismo de tanto paisaje desolado
Tanta estatua marmolada, de hastío
Tantos fragmentos de botellas sin mensaje.

Porque sin la luz de tu mirada
Mi corazón de arena se pierde y naufraga
Junto a un sueño de arrecifes y caracolas
De arcoíris de nubes de sal y horizonte
De velas sin viento, de cantos de sirena
Que se ahogan, en medio de un jardín
De sol en eclipse, sin rosas, ni amapolas.

Espejos del alma

image

Recojo las palabras en el crepúsculo del espejo,
Ventana impenetrable que nos hace infinitos,
La luz arma rondas ilusorias
En la piel de nuestros entrelazados cuerpos,
En medio de la bruma añil, el tiempo es sombra.

El cristal disfuma la figura imperfecta del recuerdo,
Un temblor de amplias pupilas de sol
El eco agita,
Y entre lagunas innobles
De silencios, reflejos y olvido,
Una marea de sentires envuelve la razón inerme,
Prolongando la luz en el cristal sumiso de los días.

En los pliegues del aire
El claro de sus ojos se divisa,
Embriagada de simple lejanía
Su imagen esbelta palpita.

No hay desierto sin ansias de mar, lluvia o misterio,
Sólo espejismos de almas que ciñen las heridas,
En la memoria ilusoria de tanta ausencia y utopías,
En la voz y albor del corazón, fiel reflejo de la vida.

Claudia Beatriz Felippo

 

Canción de amor

image

Oigo el cantar de la luna
Puedo suspirarle al viento
Cada estrella es un trozo
De tu noble corazón
Que late en la noche
En medio de mi pecho.

Todas las bellas canciones
Que guardo en mí
Tienen un poco de vos
Como un arrullo de sol
Un pedacito de cielo
Iluminando mi sentir.

Qué sería de mi cantar
Fuera de tus labios
Acaso los besos
Tengan otro sabor
Al respirar lejos del amor.

Sólo tu boca enciende en mí
Un universo inédito
Y se hace canción de luz
Cuando el sol dormita
Entre arpegios de luna.

Brillo

image

Qué tiene la noche que yo no tenga,
Me pregunto mientras miro caer el sol,
Acaso la oscuridad en profundidad plena…

Yo también tengo zonas sin luz, hondas;
Acaso el brillo que asoma lento
Pintando el cielo con rubor de estrellas…

No han visto mi cuerpo en tu ausencia,
Mi piel puede brillar lejos de unos ojos fríos
Que no saben amar,
Que no entienden nada
Del silencio, y saben poco de la luz,
Que olvidaron el porqué del alma muda
El perdón, del corazón, cuando el amor.

Y no importa si es de día o de noche,
Cuando pienso en vos
Se me llena el cuerpo de estrellas,
Y la boca se viste de rojo pasión,
La piel escribe un poema de sol
Para vos, amor,
A la luz de la luna llena.

Marea solar

image

La piel de tus ojos de cielo claro
Se hace eco de mi sombra
En el perfil de un latido estelar
Una marea solar arrasa mi sentir
Entre nubes que se arman y desarman
Al encanto pluvioso de los sentidos.

Cómo saber hasta dónde llegará
Esa voz abierta de alas coloridas
En vuelo enérgico de luz
Mi corazón de invierno canta tibio
Como pájaro de sol florecido
Dibujando senderos en el aire azul.

Allí donde se enciende el silencio
Donde las estrellas descansan
Y la luna gira con tiempo de vals
Allí donde los cuerpos hacen nido
Donde las bocas acallan el gemido
Un suspiro de fuego nos hará volar.

Roce

image

Extraño tu piel
Extraño el roce de tu piel con la mía
Tu cuerpo desnudo, tu corazón latiendo
El galope intenso, la mirada brillante
Cuando venías a mí
Y me hacías el amor
¿Te acordás?
Dónde quedaron esos momentos
De profunda intimidad
Dónde se escondieron los recuerdos…

Tal vez pululan en el aire
Quizás dormitan suspendidos
Entre aromas y suspiros de árboles
No importa ya, igual te siento aquí
Camino hacia vos, en tu nombre
Te busco, te siento, te sueño y respiro
Siempre serás el mejor paisaje
La mejor obra de arte, de amor.

Te llevo tatuado en mi corazón
Nunca estarás solo, ni lo estaré
Estoy con vos, y vos conmigo
Y hasta puedo tocarte.